La EVHA amplía sus competencias: podrá tramitar y gestionar ayudas ante el golpe de suerte europeo

VALENCIA. El Ministerio de Vivienda ha ampliado las competencias del organismo valenciano que gestiona el parque público de la Generalitat con el objetivo de poder desarrollar y gestionar subvenciones y fondos. Y todo ello de cara al nuevo horizonte que se abre con el golpe de suerte de las ayudas europeas a la vivienda. De hecho, próximamente habrá un concurso para la venta de suelo público a promotores, un concurso con ayudas a agentes privados para construir cerca de 1.100 viviendas en alquiler.

Sin embargo, en esta primera edición, el departamento que dirige Ettore Illueca será el encargado de tramitar el pedido con la ayuda, por lo que la idea es que sea la misma entidad territorial y de vivienda de Valencia (EVha) la que a partir de ahora asuma esta tarea en próximas convocatorias.

Esto resulta de un cambio legislativo contenido en el anteproyecto de la Ley de acompañamiento de 2023. Con ella, el Ministerio introduce un nuevo apartado de ampliación de funciones de la institución, anejo al Living, para incluir que a partir de ahora podrá «establecer, gestionar y tramitar ayudas y subvenciones en materia de vivienda, así como así como gestionar o colaborar con entidades financieras públicas y privadas en programas de financiación para la construcción de viviendas de protección pública”.

Un cambio que se debe principalmente a la necesidad del órgano de gobierno Rafael Montero tienen la capacidad de hacer sus propias solicitudes y otorgar ayuda. Hasta ahora la EVHA no tenía ese poder y todo estaba centralizado en el propio Ministerio. Pero la llegada de fondos europeos generó esa necesidad y más para el programa de promoción pública.

En este mismo mes de octubre, de hecho, se lanzará la licitación para la cesión de 17 solares públicos de EVHA a promotores para la construcción de 1.100 viviendas en alquiler a precios asequibles. Este plan movilizará aproximadamente 54 de los 500 millones que el Gobierno distribuirá este año para la promoción pública del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia (PRTR). Una cantidad que se destinará a subvencionar parte de la promoción del inmueble.

Por tanto, a los particulares se les ofrecerá una ayuda de 700 euros por metro cuadrado, con un máximo de 50.000 euros por vivienda para acometer esta colaboración público-privada. Y la idea es lanzar una segunda edición con puntos en común este próximo año 2023, por lo que el objetivo sería que para esa ocasión la dirección sea asumida por la institución.

Por otro lado, Vivienda ha incluido en el anteproyecto de Ley de Acompañamiento también una modificación de la Ley de la Función Social de la Vivienda de 2017, con el fin de acelerar el proceso de declaración de viviendas para discapacitados y el acceso a medidas de promoción por parte de los grandes propietarios a alquilar sus viviendas.

También especifica que los derechos de tanteo y retiro pueden ejercerse sobre edificios residenciales de al menos cuatro viviendas, para facilitar la ampliación del parque público, ya que el Departamento de Vivienda puede acceder a más tipos de edificios.

También se creará un registro de informes de inspección técnica de edificios para facilitar el seguimiento y control de las inspecciones técnicas de edificios, aumentando la capacidad tanto de la Generalitat como de los ayuntamientos para detectar a quienes tienen que pasar la inspección técnica periódica.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.